ESTATUTOS


ESTATUTOS DEL CONSEJO AUTONÓMICO DE SECRETARIOS, INTERVENTORES Y
TESOREROS DE ADMINISTRACIÓN LOCAL DEL PRINCIPADO DE ASTURIAS.
 

 
CAPÍTULO I
Disposiciones generales.
 

SECCIÓN PRIMERA. DEL CONSEJO.

Artículo 1. Concepto.

Con ámbito territorial en la Comunidad Autónoma del Principado de Asturias se declara existente, como Corporación de derecho público amparada por el ordenamiento jurídico y reconocida por la Constitución, con personalidad jurídica propia y plena capacidad para el cumplimiento de sus fines, el Consejo Autonómico de Secretarios, Interventores y Tesoreros de Administración Local del Principado de Asturias, el cual ostentará la representación de los expresados funcionarios de habilitación de carácter nacional, o de los procedentes de los antiguos cuerpos nacionales de administración local, que desempeñen sus funciones en la Comunidad Autónoma del Principado de Asturias, y que serán miembros, con carácter obligatorio, del Consejo desde el momento de su toma de posesión en puesto de trabajo en la Administración Pública, reservado, o previsto para los funcionarios de tal condición.

Artículo 2. Denominación, sede y domicilio.

El Consejo se denominará “Consejo Autonómico de Secretarios, Interventores y Tesoreros de Administración Local del Principado de Asturias”, abarcando su ámbito territorial la Comunidad Autónoma del Principado Asturias. El cambio de denominación del Consejo requerirá, en cualquier caso, el acuerdo previo de éste en Junta General.

Tendrá su sede en la ciudad de Oviedo y su domicilio el que fije la Junta de Gobierno, pudiendo constituir, dentro de su ámbito, secciones o delegaciones territoriales igualmente por la propia Junta.

Artículo 3. Personalidad y naturaleza jurídica.

El Consejo, como Corporación de derecho público representativa de los intereses profesionales que le son propios, goza de personalidad jurídica propia y capacidad plena de obrar para el cumplimiento de sus fines y funciones, así como de plena autonomía en su organización interna y funcionamiento democrático.

Artículo 4. Relaciones con el Consejo General Nacional.

El Consejo se relacionará de conformidad con la normativa vigente con el Consejo General Nacional, sucesor universal del Consejo Nacional, con sede en Madrid.

SECCIÓN SEGUNDA. FINES Y FUNCIONES.

Artículo 5. Fines.

Son fines esenciales del Consejo:

  1. La representación de la profesión y de los intereses generales de los colegiados, especialmente en sus relaciones con las administraciones y poderes públicos, y la defensa de los intereses profesionales de los mismos, colaborando a tal efecto con las Administraciones Públicas y con las asociaciones sindicales y sindicatos en las cuestiones coincidentes en interés; así como la ordenación de la profesión, dentro del marco legal respectivo y en el ámbito de su competencia, en beneficio tanto de la sociedad a la que sirven como de los intereses generales que les son propios, y ello sin perjuicio de la competencia de la Administración Pública por razón de la relación funcionarial.
  2. Vigilar el ejercicio de la profesión, facilitando el conocimiento y cumplimiento del ordenamiento jurídico y haciendo cumplir las normas deontológicas que les sean específicamente propias, así como velar por el adecuado nivel de calidad de las prestaciones profesionales de los colegiados, promoviendo para ello la formación y perfeccionamiento de éstos.
  3. Cumplir y hacer cumplir a los colegiados los estatutos y reglamentos de régimen interior, así como las normas y decisiones adoptadas por los órganos representativos.
  4. Velar por el estricto cumplimiento de los deberes profesionales de los colegiados, por su ética y dignidad profesional, tutelando y defendiendo sus derechos e intereses ante la Administración, Instituciones, Tribunales y particulares, con legitimación para ser parte en cuantos litigios afecten a los intereses profesionales.
  5. Mantener y estrechar la unión, compañerismo y armonía entre todos los colegiados.
  6. Estimular y facilitar el perfeccionamiento profesional del colectivo, bien sea directamente o colaborando con otros centros de estudios, investigación y formación, así como adoptar medidas tendentes a la divulgación e información a sus colegiados de cuantas cuestiones puedan afectarles en el ámbito profesional.
  7. Organizar actividades y servicios comunes de interés de carácter profesional, formativo cultural, asistencial, de previsión y análogos.
  8. Prestar servicios y asesorar a las autoridades, corporaciones y demás entidades públicas o privadas, a sus miembros y a particulares interesados en las cuestiones relacionadas con una mejora y mayor eficacia y modernización de la gestión pública hacia el ciudadano y administrado, y en particular en todas las materias jurídico, económicas, contables, de personal, bienes, servicios y contratos de la administración, evacuando los informes, dictámenes y consultas pertinentes, y participando en cursos, congresos, jornadas y reuniones que fomenten lo anterior.
  9. Mantener relaciones permanentes de información y comunicación con el Consejo General Nacional.
Artículo 6. Funciones.

Para el cumplimiento de los fines anteriores son, entre otras, funciones propias del Consejo:

  1. Relacionarse con los poderes del Estado, de las Comunidades Autónomas y demás entes públicos, a través de los cauces correspondientes; ordenar, en el ámbito de su competencia, la actividad profesional de los colegiados, velando por la ética, deontología y dignidad profesional, así como por el respeto debido a los derechos de los destinatarios de sus servicios, y ejercer la potestad disciplinaria en el orden profesional y colegial.
  2. Procurar la armonía y colaboración entre sus miembros, impidiendo actitudes insolidarias entre ellos, interviniendo en funciones de arbitraje en aquellos conflictos que por
    motivos profesionales se susciten entre colegiados.
  3. Ejercer las acciones que las leyes establezcan para evitar el intrusismo, sin perjuicio de las actuaciones de inspección y/o sanción a las que están obligadas las Administraciones Públicas.
  4. Apoyar o complementar, a través del correspondiente servicio, los informes o dictámenes profesionales de los colegiados que así lo soliciten.
  5. Organizar cursos de formación y perfeccionamiento en todas aquellas materias que afectan a la profesión, autónomamente o en colaboración con otras entidades públicas y
    privadas, así como organizar actividades y servicios comunes de carácter profesional, cultural, asistencial, de previsión y análogos que sean de interés para el colectivo.
  6. Ejercer en su ámbito la representación y defensa de la profesión ante la administración, instituciones, tribunales, entidades y particulares, con legitimación para ser parte en cuantos litigios afecten a los intereses profesionales.
  7. Participar en los órganos consultivos de la Administración en la materia de competencia de la profesión cuando aquella lo requiera o resulte de las disposiciones aplicables, y en general apoyar, coadyuvar, asesorar y relacionarse con la Administración Autonómica o con el Ministerio de Administraciones Públicas en cualesquiera cuestiones que afecten a la profesión o a los colegiados.
  8. Ejercer cuantas funciones les sean encomendadas por las Administraciones Públicas, u otras Instituciones o entidades públicas o privadas, y colaborar con éstas mediante
    la realización de estudios, emisión de informes, asesoramiento, peritajes, elaboración de estadísticas y otras actividades relacionadas con sus fines que pueden serles solicitadas o
    que acuerden formular por propia iniciativa.
  9. Preparar la información necesaria y realizar actuaciones tendentes a facilitar el acceso a la vida profesional de los nuevos colegiados.
  10. Aprobar sus Estatutos, reglamento de régimen interior y presupuestos, así como regular y fijar las cuotas de sus colegiados.
  11. Adquirir, poseer, reivindicar, permutar, gravar y enajenar toda clase de bienes y derechos, administrar su patrimonio, celebrar contratos, ejercitar acciones e interponer los
    recursos que considere pertinentes.
  12. Comparecer ante los Tribunales y Autoridades de diferente orden para el ejercicio de acciones, excepciones o peticiones que consideren oportunas en defensa de la legalidad vigente, de la profesión, de su patrimonio y, en general, de los derechos que dimanen de estos Estatutos y disposiciones concordantes, y ejercer las demás funciones que sean beneficiosas para los intereses profesionales, que se encaminen al cumplimiento de los objetivos colegiales y fomenten una administración más eficaz y cercana al ciudadano dentro
    el marco de la legislación vigente.

SECCIÓN TERCERA. DE LOS COLEGIADOS.

Artículo 7. Clases de miembros.

Serán las siguientes:

  1. Colegiados ejercientes o de pleno derecho, que serán aquellos funcionarios de la escala de administración local con habilitación de carácter nacional, en sus distintas subescalas de secretaría, intervención-tesorería y secretaría-intervención, que ejerzan sus funciones profesionales en la Comunidad Autónoma del Principado de Asturias.
    La colegiación tiene carácter obligatorio, sea cual fuere la situación administrativa en que se hallare el funcionario, salvo la de excedencia voluntaria, y cualquiera que sea la entidad local u otra Administración Pública en que preste sus servicios, siempre que su vinculación de empleo o servicio corresponda o se derive de su condición como funcionario con habilitación de carácter nacional. Dicha obligatoriedad se entiende sin perjuicio del ejercicio del derecho a sindicación.
    Cuando dentro del ámbito de la Comunidad Autónoma del Principado de Asturias se produzca el nombramiento de un funcionario para ocupar un puesto de trabajo de los reservados a los de habilitación con carácter nacional, el Presidente-Decano del Consejo Autonómico procederá a su colegiación de oficio, sin que en ningún caso pueda denegársele la adquisición de la condición de colegiado.
  2. Colegiados no ejercientes, que serán los funcionarios de administración local con habilitación de carácter nacional en situación de jubilados, excedencia o con destinos no
    relacionados o derivados de la habilitación nacional que, una vez que así lo soliciten expresamente, sean admitidos por el Consejo bajo dicha denominación. Tendrán en general los derechos y obligaciones de los miembros de pleno derecho, si bien no podrán pertenecer a la Junta de Gobierno, salvo como miembros asesores.
  3. Podrán ser nombrados Miembros de Honor las Autoridades, Corporaciones, entidades, colegiados y demás particulares que hubieren contraído méritos respecto del Consejo o de la propia profesión. El nombramiento, que deberá expresar el contenido de los  derechos inherentes al cargo, compete a la Junta General, y se llevará a cabo tras la tramitación del correspondiente expediente que se incoará bien por acuerdo de la Junta de Gobierno o bien a instancia de un mínimo de cinco colegiados, debiendo en este último caso ser informado por la Junta de Gobierno.
Artículo 8. Derechos y deberes de los colegiados ejercientes.
A) Derechos.
  1. A participar en la organización y funcionamiento colegial. Participación efectiva que se materializa, entre otros, con el derecho a sufragio activo y pasivo para la elección de los miembros a los órganos de gobierno de acuerdo con los Estatutos; con el derecho a promover actuaciones de los órganos de gobierno por medio de iniciativas formuladas en los
    términos estatutarios; dirigirse a los órganos de gobierno formulando peticiones y quejas, y recabando información sobre la actividad colegial; así como a crear agrupaciones
    representativas de intereses específicos en el seno del Consejo, con sometimiento en todo caso a los órganos de gobierno.
  2. Derecho a fiscalizar la actuación de los órganos de gobierno y a remover a los titulares de los mismos mediante voto de censura que se regirá por estos Estatutos y, supletoriamente, por la normativa de régimen local.
  3. Concurrir, con voz y voto, a las Juntas Generales y a las elecciones para miembros de la Junta de Gobierno, suspendiéndose automáticamente su derecho al voto
    cuando no esté al corriente del pago de sus cuotas, así como a elegir o ser elegido para los cargos directivos en las condiciones que previenen estos Estatutos.
  4. Requerir la intervención del Consejo, o su informe, cuando proceda.
  5. Ser amparado por el Consejo en cuanto afecta al ejercicio profesional de sus funciones.
  6. A disfrutar en general de las concesiones, beneficios, servicios, derechos y ventajas que se otorguen a los colegiados en general, para sí o para sus familias.
B) Deberes:
  1. Todos los funcionarios incluidos en el escalafón de funcionarios de administración local con habilitación de carácter nacional, sea cual fuera la subescala a la que estén
    adscritos, que desempeñen un puesto de trabajo en cualquier Administración de la Comunidad Autónoma del Principado de Asturias por razón de su condición de funcionario
    con habilitación nacional, serán miembros del Consejo desde el momento de su toma de posesión en dicho puesto de trabajo, teniendo obligación de comunicar al mismo tanto su
    toma de posesión como su cese.
  2. A contribuir puntualmente al sostenimiento económico del Consejo, haciendo frente al pago de las cuotas ordinarias y extraordinarias que pudieran establecerse.
  3. Declarar en debida forma su situación administrativa y los demás datos que le sean requeridos en su condición de funcionario de administración local con habilitación de carácter nacional, relativos a sus derechos y obligaciones colegiales.
  4. A someterse a la normativa legal y estatutaria, acatando y cumpliendo los acuerdos que adopten los órganos corporativos en la esfera de su competencia, así como a las normas y usos propios de la deontología profesional y al régimen disciplinario colegial.
  5. Observar una conducta digna de su condición y del cargo que ejerza, y desempeñar éste con honradez, celo y competencia.
  6. Establecer, mantener y estrechar las relaciones de unión y compañerismo que deben existir entre todos los funcionarios de habilitación nacional, y coadyuvar en el cumplimiento
    de los fines colegiales.

 

CAPÍTULO II
De la organización colegial

 

SECCIÓN PRIMERA. ÓRGANOS DE GOBIERNO Y ADMINISTRACIÓN

Artículo 9. Organización básica.

La Asamblea o Junta General, la Junta de Gobierno y el Presidente-Decano son los órganos de gobierno y administración de este Consejo Autonómico de Secretarios, Interventores y Tesoreros de Administración Local de Asturias.

La Junta General estará formada por todos los colegiados de la Comunidad Autónoma y elegirá, a través de votación, a la Junta de Gobierno de entre los miembros ejercientes.

La Junta de Gobierno estará formada por trece miembros, todos ellos colegiados ejercientes, elegidos por el plenario en la siguiente proporción:

  1. Dos de la subescala de secretaría.
  2. Dos de la subescala de intervención-tesorería.
  3. Dos de la subescala de secretaría-intervención.
  4. Y siete miembros más sin consideración especial a cualquiera de las subescalas anteriores, o turno no vinculado.

En el supuesto de que una vez constituida la Junta de Gobierno renunciara al cargo parte de miembro/s integrantes de la misma, podrá continuar en sus funciones siempre que cuente con un número de miembros no inferior a siete. Caso contrario, deberán convocarse elecciones generales.

El Presidente-Decano será elegido por la Junta de Gobierno de entre sus miembros, y éste designará al o a los Vicepresidentes, Secretario, Vicesecretario, Interventor, Viceinterventor, Tesorero y Vicetesorero; igualmente, y dada las especiales características de la Comunidad Autónoma del Principado de Asturias en cuanto al número de Concejos, distanciamiento entre ellos y complicada orografía, y con el objetivo de acercar la organización a todos sus Colegiados, podrá designar, preferentemente de entre los miembros integrantes de la Junta de Gobierno, a representantes del Consejo a nivel de Zona, debiendo forzosamente estos ser miembros de pleno derecho del Consejo y desempeñar sus funciones profesionales en la Zona de nombramiento.

 

SECCIÓN SEGUNDA. ATRIBUCIONES.

Artículo 10. Competencias de la Asamblea o Junta General.

Representa y expresa la máxima voluntad del Consejo, y como órgano supremo integrado por todos los Colegiados, es el encargado de decidir sobre los asuntos de mayor relevancia en la vida colegial que les confieran estos Estatutos, con carácter deliberante y decisorio. La participación en la misma será personal, pudiendo ser también por delegación en colegiado.

Son competencias propias y exclusivas de la Asamblea:

  1. La aprobación de los Estatutos y sus modificaciones, así como del Reglamento de régimen interior del Consejo.
  2. Aprobación de los presupuestos , cuentas anuales y cuotas extraordinarias; autorizar los actos de disposición de los bienes inmuebles propios y derechos reales constituidos sobre los mismos.
  3. Acordar la fusión, absorción, segregación y disolución de la Corporación, así como la integración en otras entidades asociativas o colegiales.
  4. La resolución de los expedientes para el nombramiento de los miembros o cargos de honor; igualmente será competente para resolver las mociones, propuestas y recursos que se presenten, siempre que no sean competencia de otros órganos de gobierno.
  5. Controlar la gestión del Presidente y de la Junta de Gobierno, recabando informes y adoptando, en su caso, las oportunas mociones.
  6. Designación de representante en el Consejo Nacional.
Artículo 11. Competencias de la Junta de Gobierno.

Elegida por los colegiados con derecho a voto en elección libre, directa y secreta, sujeta a la periodicidad y condiciones que determinan estos Estatutos, tiene como funciones
la gestión de la voluntad expresada por la Junta General, la dirección, administración y gestión ordinaria del Consejo, y en especial:

  1. Procurar al máximo la convivencia entre sus miembros y el recíproco respeto.
  2. La preparación y ejecución del Plan Anual de actividades formativas, culturales y de ocio, pudiendo nombrar comisiones o delegados a tal fin.
  3. Acordar sobre la admisión o inadmisión de los colegiados no ejercientes ; instruir los expedientes para el nombramiento de los miembros o cargos de honor; el nombramiento de instructor y la resolución de los expedientes disciplinarios a los colegiados; resolver sobre el régimen del personal, su nombramiento, retribuciones, sanción y despido.
  4. Emitir los informes o dictámenes que les sean requeridos en relación a cuestiones propias de la profesión o conexas, así como aquellos otros que, para la consecución de los fines propios de la asociación, sean demandados por la propia Asamblea.
  5. Dar publicidad a las actividades del Consejo mediante la redacción del correspondiente boletín o circulares informativas.
  6. Aprobar el importe de las cuotas ordinarias que, para el sostenimiento del Consejo, vienen obligados a satisfacer sus miembros.
  7. Acordar, en defensa de los intereses del Consejo, el ejercicio de todo tipo de acciones judiciales, administrativas y de cualesquiera otra índole, pudiendo para ello otorgar
    poderes a abogados y procuradores con las más amplias facultades procesales, inclusive la de confesar en juicio.
  8. Resolver los recursos de su competencia y, expresamente, contra las resoluciones del presidente de la Mesa Electoral o acuerdos de la misma.
  9. Aprobar los gastos de inversión previstos en el Presupuesto.
  10. Aprobación de la Moción de Censura al Presidente.
Artículo 12. De las competencias del Presidente-Decano.

El Presidente del Consejo lo será también de la Junta de Gobierno y de la Junta
General. Entre sus funciones está:

  1. Representar al Consejo y a sus órganos de gobierno.
  2. Nombrar o remover de entre los miembros de la Junta de Gobierno los cargos de Vicepresidente/s, Secretario , Interventor y Tesorero, así como a sus sustitutos y, en su caso, a los representantes del Consejo a nivel zonal.
  3. Ejecutar los acuerdos de la Junta General y Junta de Gobierno.
  4. Convocar la Junta General y la Junta de Gobierno y, como Presidente de las mismas, las que se establecen legalmente al presidente de los órganos colegiados de las entidades locales.
  5. Aprobar, dentro de los límites presupuestarios, los gastos ordinarios y, como ordenador de pagos, autorizar con su firma los libramientos de pago expedidos, y disponer de los fondos monetarios junto con el interventor ó el tesorero así como las certificaciones, títulos y providencias necesarias para llevar los procedimiento por impago de cuotas a buen fin.
  6. Ejercer en caso de urgencia todo tipo de acciones judiciales, administrativas y de cualesquiera índole, iniciando, compareciendo y actuando en nombre del Consejo en todo tipo de procedimientos, pudiendo para ello otorgar poderes a abogados y procuradores con las más amplias facultades procesales inclusive la de confesar en juicio, dando cuenta a la Junta de Gobierno.
  7. Designar representantes del Consejo en Tribunales, Comisiones y Organismos de toda clase.
  8. Las demás que no estén atribuidas a otros órganos.
Artículo 13. De las competencias de los demás cargos.
  1. Los Vicepresidentes, previa autorización del Presidente, lo sustituirán por su orden de nombramiento en caso de ausencia, vacante y enfermedad, invistiéndose de todos los derechos y deberes de aquél.
  2. Será Secretario del Consejo y de la Junta General el que lo sea de la Junta de Gobierno, correspondiéndole respecto al Consejo las funciones siguientes:
    a. Levantar las actas de los órganos deliberantes y cuidar de su transcripción a los libros correspondientes.b. Recibir y tramitar cuantos documentos se presenten a registro, del que será responsable, dando cuenta al Presidentec. Expedir, con el visto bueno del Presidente, certificaciones de resoluciones o acuerdos de los órganos de gobierno y extremos que obren en documentos confiados a su custodia; igualmente deberá autorizar, con el visto bueno del Presidente, las credenciales de los cargos directivos y del personal empleado del Consejo, con referencia a los correspondientes acuerdos de designación.d. Formular la memoria anual sobre el desenvolvimiento del Consejo, para conocimiento de los distintos órganos del mismo.e.  Dirigir y vigilar los registros y ficheros de colegiados, procurando que se hallen siempre al día.
  3. Al Interventor le corresponde:
    a. Redactar el proyecto de presupuesto del consejo.b. Llevar los libros de contabilidad y preparar las cuentas preceptivas.c. Formular la memoria anual sobre la situación económica del consejo.d. Expedir certificaciones con referencia a los documentos cuya custodia le compete, y en especial las certificaciones, títulos y providencias necesarias para llevar los procedimientos
    de apremio por impago de cuotas a buen fin.e. Redactar el proyecto de presupuesto del consejo.f. El control interno de la gestión económico – financiera y presupuestaria
  4. Al Tesorero le corresponde.a. Formar el Presupuesto de Tesorería y el Plan de disposición de fondosb. Firmar, junto con el Presidente, los documentos de disposición de fondos monetarios.c. Realizar cuantos cobros correspondan a los fondos y valores del Consejo de conformidad con lo establecido en las disposiciones legales vigentes.d. Custodiar los fondos del Consejo.e. Realizar arqueos mensuales de fondosf. Elevar a la Junta General la Memoria Anual sobre la situación de la Tesorería.
  5. Junto con los titulares de los cargos antedichos, se nombrarán tantos sustitutos como se estime conveniente, bajo la denominación de Vicepresidente por orden de nombramiento, Vicesecretario, Viceinterventor y Vicetesorero, y les corresponderán, previa autorización del Presidente o del titular, sustituir a estos en caso de ausencias, vacantes y enfermedades, invistiéndose de todos los derechos y deberes de los titulares.
  6. Los miembros de la Junta Directiva que no tengan asignado ninguno de los cargos anteriores, serán vocales y tendrán como funciones aquellas que les sean encomendadas o delegadas por el Presidente o la propia Junta de Gobierno.

SECCIÓN TERCERA. ELECCIÓN DE LA JUNTA DE GOBIERNO Y DEL PRESIDENTE-DECANO

Articulo 14. Convocatoria de las elecciones.

La convocatoria de las elecciones de miembros de la Junta de Gobierno se acordará por ésta, bien de forma total, cuando tengan que renovar todos los miembros de la misma, o para la renovación parcial de alguno o algunos de ellos.

La misma deberá publicarse en el Boletín Oficial del Principado de Asturias y quedará expuesta, junto con el censo electoral donde se incluirán tan solo a los colegiados que se
encuentren al corriente en el pago de sus cuotas en los términos que se establecen en los presentes estatutos, en la sede del Consejo.

En la convocatoria se establecerá el calendario electoral precisando los períodos y fechas correspondientes a la reclamación al censo, presentación de candidaturas, su proclamación y votación, de tal manera que la ultimación del proceso coincida con la expiración del mandato del anterior equipo de gobierno en caso de elecciones a la totalidad.

Artículo 15. Presentación de reclamaciones al censo y candidaturas.

Dentro de los 15 primeros días hábiles siguientes a la publicación de la convocatoria, y durante las horas de oficina indicadas en ella, podrán presentarse en la sede colegial tanto reclamaciones al censo electoral como las correspondientes candidaturas para la elección.

Las candidaturas deberán presentarse avaladas por un mínimo del 25% de los  colegiados que estén al corriente de sus cuotas. Se entenderá que están al corriente los que
no tengan pendiente de pago una cuantía superior a doce cuotas ordinarias. En ningún caso se podrá avalar a más de una candidatura.

Las candidaturas deben corresponderse con los criterios de representación que se establecen para la Junta de Gobierno en estos Estatutos.

Artículo 16. Resolución de reclamaciones y proclamación de candidatos.

El quinto día laborable siguiente al de finalización del plazo de presentación de reclamaciones al censo electoral y de candidaturas, la Junta de Gobierno se reunirá en
sesión extraordinaria para resolver las reclamaciones al censo presentadas y para examinar la documentación presentada, realizar las comprobaciones oportunas y llevar a cabo la
proclamación de candidaturas válidas, debiendo comunicar el resultado individualmente a todos los interesados así como al representante que designe cada una de las candidaturas
presentadas y proceder a la exposición pública del acta en la sede colegial.

Artículo 17. Votación, escrutinio y proclamación de electos.

La Mesa Electoral se constituirá por una Mesa de Edad que estará formada por los miembros de la Junta de Gobierno de mayor y menor edad que no figuren como parte en
ninguna candidatura, y si no hubiese ninguno serán elegidos por sorteo entre los electores que estén presentes en el momento de iniciarse la sesión de votación.

El voto será libre, directo y secreto y no podrá ser ejercido por los colegiados que no aparezcan en la lista del censo electoral con derecho a voto. A tal efecto se excluyen los
colegiados que tengan impagadas cuotas colegiales por cuantía superior al importe de doce cuotas ordinarias. Cada elector podrá otorgar su voto a una sola de las candidaturas proclamadas.

Se admitirá el voto por correo, admitiéndose aquellos que sean recibidos en la sede del colegio antes del término del período fijado para las votaciones; será preciso que el voto
se incluya en sobre cerrado y que el mismo sea remitido junto con copia del D.N.I.

El Presidente de la Mesa tendrá plenas atribuciones para mantener el orden durante las elecciones y para resolver de inmediato las reclamaciones, dudas e incidentes que
puedan presentarse.

El escrutinio será realizado públicamente por la Mesa Electoral, quien también procederá a la proclamación de las candidaturas que hayan obtenido el mayor número de
votos válidos de cada turno, resolviéndose los empates por sorteo.

En el supuesto de presentación de una sola candidatura, a los candidatos se les proclamará elegidos sin necesidad de proceder a votación y escrutinio.

Todas las resoluciones que adopte la Mesa y su Presidente podrán ser objeto de recurso en el plazo de tres días hábiles ante la Junta de Gobierno, y contra las resoluciones
de ésta procederá la vía contencioso-administrativa.

En todo lo no previsto en el proceso, será de aplicación supletoria la normativaprevista para las elecciones locales.

Articulo 18. Toma de posesión.

La toma de posesión de los nuevos vocales de la Junta tendrá lugar en el plazo máximo de 15 días a partir de la proclamación de los elegidos por la Mesa Electoral, y se formalizará ante la Junta de Gobierno saliente.

Una vez posesionados los miembros de la Junta, procederán, bajo la presidencia del vocal de mayor edad, a elegir de entre ellos al Presidente/Decano, actuando como fedatario el vocal de menor edad.

SECCIÓN CUARTA. LAS CAUSAS Y PROCEDIMIENTOS PARA LA EXTINCIÓN O REMOCIÓN DE LOS ÓRGANOS DE GOBIERNO.

Artículo 19. Duración de los cargos.
  1. Causas del cese del Presidente:
    • por terminación del mandato
    • por fallecimiento o enfermedad inhabilitante
    • por renuncia motivada
    • por sanción disciplinaria
    • por condena con sentencia firme que lleve aparejada la inhabilitación para cargo público
    • por pérdida de la condición de colegiado ejerciente
    • por dejar de estar al corriente de sus obligaciones en cuanto al pago de las cuotas colegiales por un periodo superior a doce cuotas ordinarias.

En caso de cese del Presidente por alguna de estas causas se procederá por la Junta de Gobierno a la elección de nuevo Presidente de conformidad con lo dispuesto para la
elección del mismo. En tanto tome posesión del cargo un nuevo presidente, será sustituido por los Vicepresidentes por el orden de nombramiento y si ello no fuese posible por el
miembro de la Junta de más años de ejercicio profesional, de conformidad con la última lista de méritos generales publicada, todo ello a los solos efectos de convocar nueva Junta para la
elección del Presidente.

Los miembros de la Junta de Gobierno cumplirán un mandato de cuatro años, sin perjuicio de su renuncia al cargo. El Presidente/Decano podrá ser removido de su cargo
mediante moción de censura.

La moción de censura al Presidente deberá ser presentada por la mayoría absoluta del número total de miembros que de hecho tenga la Junta de Gobierno y deberá incluir un
candidato alternativo al cargo. La moción deberá ir firmada por todos los que la suscriban y se presentará en la sede del Consejo.

El Presidente deberá convocar sesión extraordinaria, cuyo único punto del orden del día sea la moción de censura, en el plazo de cuatro días hábiles y la misma no podrá
distanciarse más allá del decimoquinto día hábil posterior al de su presentación. En caso contrario se entenderá convocada automáticamente para el décimo día hábil siguiente al de finalización del plazo, a las dieciocho horas, y la notificación de esta circunstancia deberá ser efectuada por el Secretario.

La sesión para tratar de la moción de censura estará presidida por una Mesa de Edad compuesta por los miembros de la Junta de mayor y menor edad, y en la misma solo se permitirá la intervención del Presidente objeto de la moción de censura y del candidato alternativo propuesto.

Para aprobar la moción de censura será precisa la aprobación por la mayoría absoluta del número de miembros que de hecho compongan la Junta de Gobierno.

  1. Causas del cese del Presidente:
    • por terminación del mandato
    • por fallecimiento o enfermedad inhabilitante
    • por renuncia motivada
    • por sanción disciplinaria
    • por condena con sentencia firme que lleve aparejada la inhabilitación para cargo público
    • por pérdida de la condición de colegiado ejerciente.
    • por dejar de estar al corriente de sus obligaciones en cuanto al pago de las cuotas colegiales por un periodo superior a doce cuotas ordinarias.
  2. Si la Junta disminuyera en más de una tercera parte, dentro de los tres primeros años de mandato, se realizarán elecciones parciales por el tiempo que resta.

 

CAPÍTULO III

Funcionamiento y régimen jurídico

 

SECCIÓN PRIMERA. PERIODICIDAD Y CONVOCATORIA DE LAS SESIONES

Artículo 20. Sesiones de la Junta General.

La Junta General se reunirá en sesión ordinaria durante el último trimestre de cada año, previa convocatoria al efecto con una antelación mínima de quince días naturales,
pudiendo, a tal fin, utilizarse la vía telemática.
En sesión extraordinaria se podrá reunir, previa convocatoria con igual antelación, a voluntad del Presidente/Decano o a petición del cinco por ciento de miembros que estén al
corriente del pago de las cuotas en los términos detallados en el artículo anterior; no obstante, y por razones de urgencia debidamente motivadas, dicho plazo podrá ser reducido
sin que en ningún caso pueda ser inferior a siete días hábiles.

Artículo 21. Sesiones de la Junta de Gobierno.

La Junta de Gobierno se reunirá en sesión ordinaria con la periodicidad que se decida en el seno de la misma y, como mínimo, una vez al trimestre, debiendo ser convocada la
sesión con una antelación mínima de tres días hábiles, pudiendo utilizarse la vía telemática.

Se reunirá en sesión extraordinaria, previa convocatoria con igual antelación, cuando así lo acuerde el Presidente, bien de oficio o a petición de la tercera parte de los miembros de
la Junta de Gobierno; excepcionalmente, y por razones de urgencia debidamente motivadas que no permitan cumplir con la antelación indicada, se podrán convocar sesiones
extraordinarias y urgentes debiendo quedar suficientemente acreditado que la convocatoria se ha notificado a todos y cada uno de los miembros.

SECCIÓN SEGUNDA. ORDEN DEL DÍA, DESARROLLO DE LAS SESIONES, VOTACIONES Y ACTAS.

Artículo 22. REGIMEN JURIDICO Y FUNCIONAMIENTO

En cuanto a los requisitos para celebración de sesiones, orden del día, debates, votaciones y actas, será de aplicación lo preceptuado en los presentes Estatutos y en su defecto en la normativa del procedimiento administrativo común.

SECCIÓN TERCERA.

Articulo 23. Capacidad jurídico-pública y jurídico-privada del Consejo.

El Consejo, como corporación de derecho público, estén sujeto al derecho administrativo, en cuanto ejerce potestades públicas que las Leyes le encomiendan. El resto
de su actividad se rige por el derecho privado.

Artículo 24. Acciones y recursos.
  1. Los actos y resoluciones de los órganos de gobierno del Consejo que están sujetos al derecho administrativo son susceptibles de los recursos establecidos legalmente en la vía
    administrativa, y ello con independencia de su inmediata ejecutividad, salvo que el propio acuerdo establezca otra cosa o se trate de materia disciplinaria.
    Contra las resoluciones de estos recursos que agoten la vía administrativa, se podrá recurrir ante el orden jurisdiccional contencioso-administrativo, sin perjuicio del potestativo de
    reposición, todo ello de conformidad con lo establecido en la legislación reguladora del procedimiento administrativo común.
  2. Contra las actuaciones en la esfera de su capacidad jurídico-privada, cabrán las acciones propias de la misma, siendo preceptiva la reclamación previa en materia civil, mercantil o laboral.

SECCIÓN CUARTA. RÉGIMEN DISCIPLINARIO.

Artículo 25. Infracciones y sanciones de los colegiados

Procederá la baja en el Consejo sólo cuando, por sentencia o acto administrativo firme, se produzca la separación del servicio del funcionario colegiado de habilitación de
carácter nacional.

Las infracciones en que puedan incurrir los colegiados con respecto al Consejo son las siguientes:

  • Faltas leves: incumplimiento por primera vez de alguno de los deberes colegiales
    determinadas en el artículo 8.
  • Faltas graves: incumplimiento reiterado de alguno de los deberes colegiales
    determinadas en el artículo 8.
  • Faltas muy graves: incumplimiento reiterado de tres o más deberes colegiales
    determinadas en el artículo 8.

Las infracciones llevarán aparejadas las siguientes sanciones:

  • Para las faltas leves, apercibimiento o suspensión por plazo máximo de un mes de  alguno de los derechos recogidos en el artículo 8, excepto los referentes a petición, queja e información y amparo en el ejercicio profesional de sus funciones.
  • Para las faltas graves, suspensión de alguno o algunos de los derechos del artículo 8 durante el plazo de uno a tres meses, excepto los referentes a petición, queja e información y amparo en el ejercicio profesional de sus funciones.
  • Para las faltas muy graves, suspensión de los derechos del artículo 8 durante el plazo de tres meses a un año, excepto el de amparo en el ejercicio profesional de sus funciones.

En cualquier supuesto, la falta de pago de las cuotas que se establezcan acarreará automáticamente la suspensión provisional de los derechos de sufragio activo y pasivo,
participación en las sesiones de la Junta General y Junta de Gobierno y presentación de mociones y propuestas, y ello hasta tanto se proceda a saldar la totalidad de las cuotas pendientes y sin necesidad de tramitar expediente alguno.

Artículo 26. Procedimiento disciplinario.

No se puede imponer ninguna sanción colegial sin la instrucción previa de un procedimiento disciplinario de naturaleza contradictoria que garantice la adecuada defensa
del interesado, y cuya tramitación se regirá por lo dispuesto en la Ley 30/1992 para este tipo de procedimientos. Será órgano competente para su resolución la Junta de Gobierno.

 

CAPÍTULO IV
Régimen económico del Consejo

 

Artículo 27. Ingresos en general.

El Consejo Autonómico se nutrirá con los siguientes recursos:

a) Las rentas, productos o intereses consecuentes de la administración de su patrimonio.
b) Las subvenciones o aportaciones de entidades públicas y privadas.
c) El rendimiento de los servicios o actividades que preste u organice y los beneficios de los contratos y conciertos con entidades públicas o particulares, incluidos los resultados
líquidos de los cursos de formación.
d) El importe de las cuotas de sus miembros.
e) Cualquier otro que legalmente procediere.

Artículo 28. De las cuotas.

Las cuotas podrán ser ordinarias, extraordinarias o especiales:

1.- Las cuotas ordinarias serán las que anualmente establezca la Junta de Gobierno, no pudiendo ser superiores al 2% del importe que anualmente se establezca en concepto de
“sueldo” para los funcionarios pertenecientes a las distintas subescalas en que se estructura la habilitación nacional, pudiendo establecerse un importe único para todos los colegiados o bien diferenciado según Grupo de función.
2.- Las cuotas extraordinarias serán las que apruebe la Junta General para hacer frente a gastos de inversión contenidos y aprobados en el presupuesto anual aprobado.

3.- Las cuotas especiales son las que se aprobarán por la Junta de Gobierno para los colegiados no ejercientes, colaboradores o de honor, teniendo un carácter voluntario, y no
estando sujetas a la vía de apremio.
El cobro de las cuotas de los colegiados obligados, agotada en su caso la vía amistosa, se realizará mediante demanda ante los tribunales competentes para decidir sobre
las reclamaciones judiciales referentes a las cantidades adeudadas por este concepto.

Artículo 29. De los presupuestos.

Durante el tercer trimestre de cada año, el Interventor formará y presentará a la Junta de Gobierno el presupuesto anual del ejercicio siguiente, y ésta, previa su conformidad o
rectificación, lo elevará a la Junta General para su aprobación, el cual se ajustará a las normas habituales en esta materia y responderá a principios de buena administración y
economía. La liquidación del presupuesto del ejercicio anterior corresponderá al Presidente/Decano.

Artículo 30. De las cuentas.

Las cuentas se llevarán con arreglo a las normas de contabilidad de la administración local, con la máxima claridad y los debidos justificantes para su mejor y más rápida
fiscalización. Todas las cuentas irán informadas por el interventor y acompañadas de una memoria explicativa de la presidencia. Serán aprobadas por la Junta General.

 

DISPOSICIÓN TRANSITORIA

Las restricciones establecidas en cuanto al ejercicio de los derechos de sufragio activo y pasivo así como para avalar candidaturas con motivo del impago de las cuotas colegiales no
serán de aplicación para la primera elección que se celebre tras la aprobación de estos Estatutos.

Comparte esto: